AZÚCAR Y ALCOHOL, ALCALINIZANTES